Entrevista a Carolina Rivas y Daoud Sarhandi, autores de ‘Lecciones para Zafirah’

Nuestro cine es un acto de verdad” | Carolina Rivas y Daoud Sarhandi

Fotograma del documental 'Lecciones para Zafirah' de Carolina Rivas y Daoud Sarhandi

La clave de los cineastas Carolina Rivas (México) y Daoud Sarhandi (Reino Unido) a la hora de comunicar, es ser verdadero y honesto con uno mismo, para poder serlo, posteriormente, con los demás.

“Esa es la fuente de la creación, si uno no se encuentra a si mismo, no podrá comunicar jamás. Si tocas tu esencia, tu verdad, expandes amor y comunicación. Cada vez que hacemos una película sin darnos cuenta formamos una familia porque estamos vibrando cariño. Es así como nace un ser vivo que puede ser una película, una asociación o cualquier tipo de proyecto”, explica Carolina a Son Comunicación.

Ambos trabajaron durante dos años en su documental ‘Lecciones para Zafirah’ (2011), un referente indiscutible del cine mexicano de migración donde se retrata al ser humano en torno al tren ‘La Bestia’, que representa el vehículo simbólico de escape para miles de migrantes que viajan hacia Estados Unidos.

Se trata de un tren de carga que sale de la frontera de Guatemala recorriendo el territorio mexicano para apear a sus pasajeros al norte de Tijuana, entre otros destinos. Allí, aquellos que han sobrevivido a ‘La Bestia’ continuarán luchando, ahora más cerca de conseguir el “sueño americano”.

Pero Rivas y Sarhandi nos ayudan a entender en su film que ese tren es diabólico y que el trayecto que recorren los migrantes centroamericanos (pasajeros clandestinos de Guatemala, Honduras, El Salvador o Nicaragua), es un infierno.

A bordo hay atracos, violaciones, secuestros y no sólo en él, sino en los alrededores de su paso. Muchos se tienen que amarrar para no caerse si se quedaran dormidos. El tren mata a muchas personas, les corta los pies, las manos…

Pero también hay bondad y generosidad alrededor de ‘La Bestia’ (también llamado ‘Tren de la muerte’), y eso es justo lo que Carolina y Daoud quieren subrayar de su trabajo. “La idea del documental surgió a partir del film de un colega mexicano titulado ‘De Nadie’, en el que vimos una secuencia en la que el tren atraviesa un lugar donde las mujeres ayudan a los migrantes subidos al tren, en el estado de Veracruz. Fue la semilla de la idea.”, explican ambos.

Ellas son las ‘Mujeres de la Patrona’ que se desviven por los desesperados que deslizan sus esperanzas por los raíles del tren. Su día a día consiste en conseguir toda la comida posible para cocinarla y reunirla en bolsitas, para lanzárselas a los migrantes y que no mueran de hambre, ya que el viaje puede durar de uno a seis meses.

“La necesidad de comer que tienen es tan grande que son capaces de bajarse del tren y luego volver a lanzarse para subir, sólo por un pedazo de pan”, explica llorando en el documental una de las mujeres.

Una mirada limpia

Pero sin duda, la parte más importante del documental es la integración de Zafirah en la obra. Hija de Carolina y Daoud, aporta la inocencia y la bondad de unos ojos que observan y aprenden la generosidad del ser humano.

“La película no es un truco, es un acto verdadero entre madre e hija. Lo único que hicimos fue educar a la niña delante de la cámara para que cuando crezca recuerde los valores de sus padres, que son valores universales”, explica Daoud.

Y es que el documental es una lección de amor. Zafirah que tenía tres años, ha crecido en una familia cinematográfica donde “o estamos haciendo cine o estamos viendo cine”, dice su mamá.

“Es un cine activo que estimula la voluntad de acción donde te dan ganas de ser solidario y, nosotros, esa solidaridad la empezamos en el seno familiar. Integrar a la niña en el film fue un acto de verdad”, continúa.

Otra figura importante en el documental es el sacerdote Alejandro Solalinde que se encarga de ayudar a los migrantes centroamericanos que son asaltados por policías o por grupos organizados en el estado de Oaxaca, sur de México, a su paso en el tren. “Después del documental, el padre Solalinde se convirtió en una figura reconocida y ejemplar en defensa de los derechos de los migrantes. Fue la fuente detonadora para que él mismo se diese cuenta de la importancia de su labor. Se despertó la conciencia creando movimientos como el de ‘Paso a paso por la paz’”, explica Carolina.

Y es que la realidad de Centroamérica es mucho más dura que el propio viaje, por eso se juegan la vida en busca de algo mejor. “Esa es la reflexión que hacen todos, millones de ellos quieren escapar porque no pueden dar de comer ni a sus hijos. Nuestros gobiernos europeos no nos informan de que está ocurriendo allí, teníamos que dar luz a ese problema”, dice Daoud.

Por eso ambos, empezaron a hacer esta película con un objetivo: evitar que el director se esconda detrás de su cámara y colocarlo directamente al frente, a fin de que él mismo confrontara la realidad igual que sus personajes.

“Da igual donde estemos, da igual el lugar exacto ni cuántos litros de sangre se han derramado porque no queremos cuantificar, sólo queremos contar y emocionar. Nuestras películas son una experiencia emocional, no son informativas. La televisión nos contamina, no nos educa, es una pérdida de recursos porque la gente que la ve no comprende los hechos”, denuncia Daoud.

Y así lo han hecho, una cinta llena de emociones a través de los ojos de una niña que escucha a su madre decir “Zafirah te voy a mostrar mi gesto, extiendo mis manos y mi cámara…”.

Ambos, afincados actualmente en Barcelona, trabajan en el nacimiento de la asociación ‘Creadores contemporáneos’ con el deseo de edificar así un cine de conciencia universal que estimule la tolerancia, la paciencia y la comprensión con el objetivo de transmitir amor.

Ver el trailer del documental aquí

Texto: Natalia Pulido. @npulidojimenez

Imágenes: cedidas por Carolina Rivas y Daoud Sarhandi.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

4 Respuestas a “Entrevista a Carolina Rivas y Daoud Sarhandi, autores de ‘Lecciones para Zafirah’

    • Es un viaje espeluznante donde se juegan la vida, te recomiendo que veas el documental porque a través de la mirada inocente de Zafirah se va viendo todo el horror pero también toda la bondad del ser humano. Las Mujeres de la Patrona hacen una labor fundamental repartiendo comida todos los días del año y nadie les paga por ello. Sólo desean que sus hijos no quieran coger ese tren en un futuro. Estremecedor pero cierto.
      ¡Un abrazo!

  1. Veré el documental, sin duda. Me emociona saber que aún en las situaciones más infernales, como las que se describen en el documental, siempre acaba floreciendo la solidaridad de gente que da al que lo necesita, algo de lo poquito que tienen.

    • Dentro de la tristeza de ver como se truncan las vidas en las vías de ese tren, podrás admirar el trabajo de la Mujeres de la Patrona que dedican todo su día a pedir comida, recoger las sobras de los mercados o buscar botellas de plástico vacías para llenarlas de agua, preparar comida en grandes ollas y reunir muchas raciones para lanzarlas al techo del tren. Ellas también les lloran porque vieron de cerca como la vida se puede llegar a perder por un mísero trozo de pan. Sólo piden que sus hijos no quieran migrar a lomos de La Bestia. Y eso pasa, parece que es otro mundo pero es el nuestro. Espero que disfrutes mucho del documental.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s