Cultura teenager en el CA2M de Móstoles

CA2M Ryan McGinley You and My Friends 3, 2012

Las influencias de la cultura pop han sido constantes durante décadas. La exposición ‘Pop Politics: Activismos a 33 Revoluciones’, organizada en el Centro de Arte Dos de Mayo, reivindica, a través del arte actual, las formas políticas específicas de este estilo musical.

La juventud es sinónimo de rebeldía. Una inconformidad que se canaliza a través de las tendencias culturales y musicales de cada momento. Los formatos han cambiado, pero la esencia permanece intacta. Los vinilos dieron paso a los casettes, los CD y el Mp3. Los grandes altavoces con los que Son Comunicación se topa al subir la escalera del Centro de Arte Dos de Mayo de Móstoles parecen testigos mudos de otra época. La mayoría, envejecidos por el uso, probablemente fueron los encargados de ambientar reuniones y fiestas en las que se debatía sobre inquietudes similares a las acontecidas hoy día.

“Leopold Kessler reclamaba el sentido de las pequeñas acciones, muchas veces aparentemente intrascendentes” y, por ello, la propuesta cultural no se centra únicamente en el campo musical. También en la indumentaria, la utilización de los espacios públicos, la literatura y el arte readaptados por el público receptor. La música es el hilo conductor de representaciones en diferentes ámbitos.

No es algo nuevo. En los años 30, durante la Alemania nazi, los conocidos como Swing Kids se dejaban crecer el flequillo y bailaban desatados el jazz de la época, que el régimen había prohibido. Durante los 50, el rock y los movimientos pélvicos de Elvis parecían desafiar las convenciones más conservadoras. Aunque, el punto de inflexión cultural vino de la mano del pop inglés capitaneado por los Beatles. Los ritmos han cambiado, pero a ellos se debe la concepción contemporánea de términos como música pop y fenómeno fan.

“Uno de los aspectos más relevantes a la hora de entender los alcances de lo pop en su configuración política es comprender que los enunciados presentes en muchos de sus productos no se corresponden de manera directa con sus recepciones, sino que se convierten en temas de debate que pueden contener ideologías enfrentadas. Es decir, las imágenes pueden representar postales idílicas de un contexto, como parecía ocurrir en las canciones de los Beatles, pero su consideración global, su asociación con el contexto puede convertirlas en otro tipo de enunciados, como bien encarnaban los asesinatos de Manson y Familia o la guerra de Vietnam. Entre el mensaje emitido por la industria pop y una sociedad de fans receptores, existe una gruesa piel de construcciones sociales en las que dichos mensajes son confundidos, reprogramados, disputados, hibridados, disentidos y recombinados”, argumenta el comisario de la muestra, Iván López Munuera.

Exhibición colorista

‘Pop Politics: Activismos a 33 Revoluciones’ parte de una base pop, indiscutible influencia en múltiples disciplinas artísticas, pero da relevancia a los nuevos ritmos urbanos surgidos de la cultura popular, de la calle y masificados poco a poco por la industria. El punk, el postpunk, el disco, el electro o el hip hop se corresponden con indumentarias y filosofías particulares que reinventan las convenciones establecidas.

Para describir este fenómeno se presenta el trabajo de 34 artistas que participan con obras en diversos soportes: performances, vídeos, fotografías, dibujos, cómics, instalaciones, conciertos, pinturas, canciones y documentales. A través de ellos, pretenden explicar como la generación teen hace suyas las tendencias y reescribe su significado.

 “La exposición se articula a través de cinco ejes temáticos que lo que van planteando es una serie de debates simultáneos donde poder los que empoderar al espectador que sea participe de esta experiencia”, explica Munuera.

En ‘Cuerpos a 33 revoluciones’ se proponen tendencias de moda, ropa y peinados que construyen una identidad específica. Los tatuajes, los colores y los piercings son absolutos protagonistas. En ‘Espacios de felicidad extrema’ se hace referencia a los lugares donde se disfruta de la música. Los conciertos, bares y las habitaciones se cubren de carteles y flyers. ‘El fan emancipado’ habla del sujeto que recibe los productos de la industria como un individuo activo que los reconvierte y da un paso más allá dejando atrás a sus ídolos. Un aspecto que encuentra su máximo exponente en ‘Cover versión, habitando por segunda vez’. Por su parte ‘De Samizdat al Agit Pop’ abarca los medios de comunicación específicos de la música. Las campañas de comunicación viral, tan comunes hoy en la Red, los fanzines o los agigprop son utilizados por artistas como Dave Muller, Raymond Pettibon o Robert Crumb.

Con motivo de la muestra, además de las actividades paralelas, se ha realizado un estudio en Móstoles en el que se han recogido datos sobre la estética y la música pop en el contexto de este municipio de Madrid.

CA2M Zira02 Mosticology 2012

Texto: Montserrat de la Iglesia. @m_delaiglesia

Imágenes: facilitadas por CA2M

Anuncios

2 Respuestas a “Cultura teenager en el CA2M de Móstoles

  1. Muy buen artículo. Nos resume muy bien las tendencias teen. Gracias por traernos al primer plano exposiciones como ésta.

    • Me alegro de que te haya gustado, Angelines. Es interesante estar al día de las propuestas actuales aunque, en ocasiones, su esencia permanezca intacta. Gracias por tu comentario. Un saludo!! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s