La batalla de los negativos donde el cine perdió su inocencia

El director José Cabanach estrena su documental Directores en guerra en Cineteca de Madrid

Algunas películas de diferentes directores de cine suponen testimonios históricos de vital importancia. Sus trabajos sentaron hace ya muchos años lo que se consideran las bases del género documental. El director José Cabanach, atraído por unas declaraciones recogidas en una entrevista realizada a Frank Capra en 1973, decidió seguir tirando del hilo y analizar en un film, tras muchas investigaciones, la labor de grandes maestros del cine durante la Segunda Guerra Mundial.

Son Comunicación ha visionado ‘Directores en guerra’, un mediometraje producido por TCM en España, que recoge el trabajo de cineastas como Frank Capra, William Wyler o John Ford, que durante un tiempo abandonaron su trabajo en Hollywood para alistarse en el ejército y filmar, en primera línea de batalla, documentales durante la segunda gran guerra.

A lo largo de su carrera John Ford ganó cuatro Oscar como mejor director por títulos tan inolvidables como ‘El delator’, ‘Las uvas de la ira’, ‘¡Qué verde era mi valle!’ y ‘El hombre tranquilo’. Pero otras dos películas suyas, mucho menos conocidas, se llevaron una estatuilla dorada. Hablamos de ‘7 de Diciembre’ y ‘La batalla de Midway’, este último es un documental de dieciocho minutos que el realizador filmó en los primeros días de junio de 1942, cuando se desarrolló en mitad del Pacífico ese conflicto aeronaval. Ford estuvo al pie del cañón y fue herido en combate, condecorado y recibió el grado de contraalmirante de la Armada de los Estados Unidos.

Un fotograma del documental 'Directores en guerra' de José Cabanach

Pero el caso de John Ford no fue el único. Durante la Segunda Guerra Mundial nombres tan famosos como John Huston, William Wyler o Frank Capra filmaron también documentales bélicos. Capra, por ejemplo, fue el encargado de realizar , entre 1942 y 1945, una serie de siete documentales de propaganda encargados por el gobierno de Estados Unidos tituladas ‘Why we fight’ (‘¿Por qué luchamos?’), para demostrar a los soldados estadounidenses la razón de la participación de ese país en la guerra.

Con ellos, explicó a la población y a sus propios soldados las razones de la intervención norteamericana en Europa mostrando imágenes a menudo muy crudas sobre las consecuencias de los ataques del ejército alemán. “Creo que fueron eficaces para decir a los soldados por qué iban de uniforme y por qué intentaban hacer un poco mejor el mundo en que vivían”, señala Frank Capra en una entrevista que recoge el documental ‘Directores en guerra’.

John Huston, otro de los protagonistas del documental, fue el responsable de cuatro cintas. El titulado ‘Let there be light’, centrado en un grupo de soldados que había sufrido distintos traumas durante la contienda. Aquel trabajo fue retirado por el ejército y no se exhibió hasta 1980. Este mismo director filmó también en Italia ‘La batalla de San Pietro’, una obra que es para muchos el mejor documental de la Segunda Guerra Mundial y que tuvo que pagar un precio muy alto ya que tres cámaras del equipo, murieron realizando su trabajo.

Directores de Hollywood filman 'La batalla de San Pietro' en primera línea de guerra

Y es que Huston no fue el único realizador de Hollywood que puso su vida en peligro. Desobedeciendo las órdenes de sus superiores militares, William Wyler embarcó en el ‘Memphis Belle’ y vivió en primera persona la última misión del legendario bombardero.

“Lo complicado de elaborar este documental fue saber quién había rodado qué. Son películas muy poco populares y eso fue una gran tarea. Lo que no fue difícil fue acceder a los archivos nacionales donde prácticamente está todo”, señala José Cabanach en un coloquio con la prensa posterior al visionado en Cineteca de Madrid, donde el próximo miércoles 5 de junio se estrena en la sala Azcona.

También fueron los innovadores de la grabación cámara en mano como George Stevens y John Ford que asistieron al desembarco de Normandía y que posteriormente, acompañaron al ejército americano en su avance hacia Alemania donde filmaron la liberación de los campos de concentración nazi. Dichas imágenes estremecedoras, que muestran los cuerpos fulminados por la barbarie, fueron utilizadas como prueba documental en los juicios de Núremberg.

La directora de cine Leni Riefenstahl filmando el documental 'El triunfo de la voluntad'

Pero antes del horror de la guerra, el documental muestra a los espectadores a una mujer clave: Leni Riefenstahl. Esta cineasta alemana convirtió el séptimo arte en una poderosa arma de propaganda, dirigiendo en 1934 ‘El triunfo de la voluntad’, un documental que mostraba la grandiosidad en la que se desarrolló el Congreso del Partido Nacionalsocialista en la ciudad de Núremberg donde se ensalzaba y glorificaba al régimen nazi y que supuso un antes y un después en el género del documental político.

Colocó cámaras en casi todas partes para conseguir en el espectador la sensación de que él formaba parte de todo aquello. “Trabajó con muchos medios, es la que inicia el nuevo género documental e inventa el cine de propaganda. Lo que ocurre es que la historia la cuentan los ganadores y a ella se le destierra del mundo del cine perdiendo la oportunidad de dedicarse a esta profesión. Su decisión de hacer ‘El triunfo de la voluntad’ cierra todas sus puertas al fin de la guerra”, explica José Cabanach.

La majestuosidad de los planos de 'El triunfo de la voluntad' de la directora Leni Riefenstahl creó el pánico en los enemigos de Alemania

‘El triunfo de la voluntad’ fue el punto de partida, un trabajo con presupuesto ilimitado, 38 operadores de cámara, un ejército de montadores para tener listo el trabajo en la fecha fijada para su estreno, el 28 de marzo de 1935. Un trabajo que aplastó a los enemigos y que les dejó sin ganas de luchar. Por ello, se intentó por todos los medios contrarrestar el efecto de aquella película y a partir de ahí, las Fuerzas Armadas norteamericanas recurrieron a Hollywood reclutando a los mejores directores de la época marcando un antes y un después en sus vidas naciendo en ellos otra forma de entender el cine.

Texto e imagen de portada: Natalia Pulido @npulidojimenez

Imágenes documentales: cedidas por el canal de televisión TCM.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s