Un banco

Banco en El Paseo del Prado

Banco. Sustantivo. Singular. Una palabra denostada y acompañada en estos tiempos de los adjetivos bueno o malo (banco bueno, banco malo). Pese a que la acepción relacionada con el dinero no aparece hasta el punto número seis de la Real Academia de la Lengua Española, debido a la actualidad o a la falta de costumbre, hemos olvidado su uso más común: el de sentarse.

Leer, reflexionar, observar, descansar, conversar, comer, beber, dejar pasar el tiempo…Son muchas las acciones que se pueden llevar a cabo en este objeto del mobiliario urbano que, sin embargo, no resulta tan fácil de encontrar. ¿Qué ocurre con los bancos? ¿Por qué ya no nos reunimos en ellos para charlar?

Texto e imágenes: Montserrat de la Iglesia. @m_delaiglesia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s